“Una de las cosas más lindas de ser socializadora es cuando el vínculo de confianza con el perro se convierte simplemente en compartir una mirada. No hay nada como un cachorro que te mire a los ojos buscando aprender de ti.”